Mientras me fui tallando, la vida se me fue escurriendo entre los dedos.

Refugio

 El mejor refugio es el silencio.

La palabra.

¡Silencio, silencio! No caigamos en la cajas chinas del lenguaje, dijo el poeta.
 Es que me voy curando, es que me voy muriendo.

¿Cuál es el fundamental aporte del hombre a la humanidad?

El semen.
 A cada hombre le llega su Fukuyima.