El tiempo es ahora, ni antes ni después. El estar, el respirar, el amar, el mirar, el oler, el sentir, el pensar. Él nos acompaña. Cada uno tiene su propio tiempo, sus pulsaciones. Es parte de la biología. Un concepto abstracto de la biología. Nadie lo ve, lo huele, lo escucha, pero está presente, lo sentimos cuando la piel cambia o aparece una nueva arruga. Al crecer o al achicarnos.
Publicar un comentario